miércoles, 29 de junio de 2011

Un clavo no es amor

El enamorado que remplaza su objeto amado por otro, es como el borracho que soluciona su alcoholismo pasándose del whisky a la ginebra unicamene cambia la pegatina de la botella ni se desengancha, ni mejora, ni se cura, ni escarmienta.

El camino más corto es afrontarlo solo sin buscar refugio en otros brazos.

No nos gustan que nos sirvan la sopa en el plato sucio del señor que comió la chuleta en la mesa de al lado así nosotros nos fregamos los viejos amores antes de empezar uno nuevo con otra persona más que por aquél amor, por respeto a la futura pareja.

Que mas da perder un rubí o un diamante hay tantos de todos.

La energía que antes depositabas en un solo punto queda libre de toda ligazón al perder un ser amado o un enamoramiento y se convierte en dolor, soledad, y angustia. Pronto se encontrará otra figura en la cual depositar nuestro amor, pero antes debes lamer las heridas que en algunos casos tardan en cicatrizar, en otros casos se tratan de curar con un parche temporal, las relaciones nuevas falsas para cubrir el dolor de un desamor es por tal motivo evita  envolverte en una nueva relación durante un buen tiempo.

Un clavo no saca a otro clavo, un clavo no es amor; hay veces que al remplazar el amor perdido con un nuevo clavo provoca que los dos se queden adentro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y TU QUE OPINAS?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...