viernes, 1 de julio de 2011

El dolor del desapego

Las figuras significativas y aún mas por quienes llegamos a sentir aprecio, amor o admiración son las que en un momento de abandono, el ser ignorados o tracionados por tales, lastiman profundamente el ego, y en algunos casos la autoestima besa el suelo; porque en cierto momento las llegamos a idealizar por nuestros filtros mentales, percibiéndolas a como quisieramos que fueran, sinembargo la única realidad es la que cada ser humano forma en su cabeza, su propio mundo.



Es recomendable sacar el dolor de alguna manera, hablarlo con alguien de confianza que no te juzgará, escribir, cantar, llorar, gritar, buscar ayuda profesional, aceptar el dolor, vivirlo, dolerá unos meses, quizá años, pero eso por quien lloras ha muerto, ya no existe, solo es un recuerdo efìmero, una pelìcula que se repite una y otra vez en tu cabeza, de un pasado que no volverá, o de un futuro que no ha llegado formando fantasías que no se cumplirán. Vívelo hasta que decidas levantarte, cambiar el rumbo y poner la energìa que depositabas en aquella persona en otro objeto, cambiar de rumbo y vivir solamente el "hoy" porque el pasado ni el futuro existen, solo el ahora; no lo reprimas, al menos en soledad, deja salir el dolor, deja fluir la vida, acepta lo que venga, acepta lo que se fué; si, es muy fàcil decirlo, pero hace falta voluntad para querer salir de donde estamos, dejar de aferrarnos a nuestros deseos, porque son sólo eso, deseos, no necesidades, las necesidades las cubres con una cosa u otra, todos somos únicos pero nadie es indispensable, porque nacimos solos y moriremos solos, todo lo demás son apegos, dependencias de algo que nos falta y lo queremos llenar con fantasías o terceros. 

Muchos gozan de no haber sufrido un abandono y les es fácil juzgar, señalar, criticar, ellos no han vivido lo que tú, tus experiencias, tu historia personal, el contexto en que se desenvuelve tu psiclogìa ambiental, la educaciòn y formaciòn que has tenido, la familia y el lugar que ocupas en ella, la autoestima, las relaciones interpersonales que manejas, la forma de manejar tus pensamientos y emociones; cada caso es diferente, y por tal motivo las vivencias de desapego, duelos, desamor se viven en diferentes niveles de intesidad de dolor; estamos formados por patrones desde la infancia, todo lo mencionado incluye en el poder salir de experiencias dolorosas, pero estamos llenos de recursos y muchas veces no sabemos que los tenemos, hay que analizarnos para descubrirlos y ayudarnos nosotros mismos a salir del hoyo donde estamos, porque nadie mas lo hará, en muchos de los casos, estamos solos y es desición y voluntad de uno el "actuar" para sanar; no somos árboles, somos humanos, tenemos pies para caminar y cambiar de rumbo, cerebro para razonar y analizar, corazón (emociones, sentimientos, intuición ) para tomar la dirección que mejor nos haga sentir, viviendo día a día solo penando en el presente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y TU QUE OPINAS?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...