miércoles, 26 de octubre de 2011

Cruzando Puertas tu tienes la LLAVE

A lo largo de la vida, te sorprenderán las primeras puertas que te cierren en las narices de un solo golpe y sin avisar. Cuando ya te han cerrado la puerta y está mas claro que el agua que ya no perteneces a ese lugar, a ese contexto, a esa persona, evita insistir más, no puedes estar donde no se te aprecia o se te toma en cuenta, tienes que ser valorado en la puerta que quieras entrar por respeto a tí mismo: sin embargo si te dejan una puerta entre abierta con una esperanza posible de que entres, con alguna condición de por medio, es el mayor indicio de que la debes cerrar tu mismo, volver la espalda  e irte con la cara en alto, no permitir que tu dignidad sea condicionada, por ninguna esperanza, la esperanza nunca fue buena consejera... El amor, el amor no es un negocio, ni tampoco la amistad...sin importar la desesperación que puedas pasar, saca la fuerza de tu dignidad, piensa que tu vales más que lo que está ahí adentro condicionándote, o humillándote a que toques varias veces para poder entrar. Si la han cerrado es porque ya se ha cumplido el ciclo, el aprendizaje que viviste con esa persona o en ese sitio y tienes que soltar, retirarte y dejar lo que hubo alguna vez en ese lugar, que tal vez en su momento fue maravilloso, pero en el hoy, en el aquí y ahora, no lo es más.

Si es demasiada tu inquietud por querer entrar en esa puerta o la vida de otra persona, piénsalo antes de volver a tocar, todos tienen derecho a un tiempo, pero tu tienes derecho a ser aceptado con defectos y virtudes, si en verdad te importa la relación, intenta una vez más, si te dan un cerrón de puerta, es hora de voltearse y caminar hacia otra dirección o hacia alguna puerta en donde seas bienvenido sin que te juzguen ni te condicionen para ser un amigo o un amor. En esa puerta que deseas entrar, deben de valorar e importar tus sentimientos, tu dignidad.

Existen puertas en donde han eliminado el cerrojo, han apagado la luz que habita tras ella, esas puertas han muerto y alguien tiene que irse...TU, porque tu vales demasiado para esperar en una puerta en donde solo encontrarás obscuridad y sabes bien que no habrá salida si decides permanecer en ese lugar.

Tu tienes la llave para abrir y cerrar puertas, hay que comprender que en el transcurso de la vida sucederá que algunas se abran o tal vez en otras no queramos entrar, algunas se cerrarán a pesar que sea nuestro anhelo entrar, algunas veces cruelmente con un portazo nos echarán, en otras serás bienvenido, pero tu y sólo tu, tienes el poder de abrir o cerrar puertas con la "llave", y esa llave es tu capacidad de decidir y tu capacidad de actuar para analizar en cuál puedes entrar y en cual debes salir y cerrar para no volver más.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...