domingo, 26 de agosto de 2012

Comunicación NO es solo hablar

Algunas personas podemos pensar que comunicar es simplemente saber hablar, pero va mucho mas allá, una de las presuposiciones de la Programación Neurolingüística nos dice que la comunicación no verbal representa el 55%, el Tono de Voz el 38% y la comunicación verbal el 7% de la comunicación. Esto nos deja entender que un 93% de la comunicación en el ser humano corresponde a la denominada comunicación No Verbal y un 7% a la comunicación Verbal.

La comunicación NO VERBAL es la que se da mediante indicios, signos y que carecen de estructura sintáctica verbal, es decir, no tienen estructura sintáctica por lo que no pueden ser analizadas secuencias de constituyentes jerárquicos.

La comunicación no verbal afecta sobre todo al aspecto de la relación personal, ya que transmite información sobre la personalidad.

Los canales comunicativos no verbales serían: auditivo, visual, tacto, olfato, movimientos corporales, gestos, etc. Existen muchos otros signos pueden ser utilizados para transmitir mensajes con eficacia.

La comunicación interpersonal se encuentra frecuentemente bloqueada por ciertas actitudes, desconfianza, temor, inseguridad, la interpretación personal que se hace de los mensajes, discrepancias entre mensajes verbales y no verbales, etc.

Habitualmente para comunicarnos utilizamos una serie de elementos que apoyan nuestras ideas y le dan significado a lo que expresamos. Estos factores se enmarcan dentro de lo que no es verbalizado por el lenguaje hablado. Son los que se presentan a continuación:

Lenguaje Kinésico

Las principales fuentes estudiadas han sido: la postura corporal, los gestos, la expresión facial, la mirada y la sonrisa. 

Lenguaje Proxémico

Se refiere al amplio conjunto de comportamientos no verbales relacionados con la utilización y estructuración del espacio inmediato de la persona. Hay dos principales ámbitos de estudios en la proxémica: a) estudios acerca del espacio personal, b) estudios sobre la conducta territorial humana.

El espacio personal se define como el espacio que nos rodea, al que no dejamos que otros entren a no ser que les invitemos a hacerlo o se den circunstancias especiales. Se extiende más hacia delante que hacia los lados, y mínimo en nuestras espaldas. El espacio personal se estudia desde dos enfoques: la proximidad física en la interacción, y el contacto personal.

Respecto a la proximidad existen diferencias no solo culturales, sino también situacionales y personales. En general, cada uno de nosotros dispone de una espacio personal alrededor, implícito, que cuando es roto por alguien en la interacción, nos produce incomodidad, sensación de amenaza y/o tensión, a no ser que se den circunstancias especiales que justifiquen la mayor proximidad o nosotros la hayamos demandado. Tendemos a aceptar una mayor proximidad de los otros, rompiendo nuestro espacio personal, en las aglomeraciones.

Lenguaje Icónico


Son las imágenes de los objetos, su representación simbólica. Poseen una doble dimensión, esto es que una ilustración, que se entiende es gráfica, también tiene una explicación escrita. Pertenecen a este lenguaje la señalética vial, de tránsito, los letreros que vemos en las calles de la ciudad, los medios de comunicación escritos, sean afiches o publicidad; las obras artísticas: esculturas y pinturas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...