sábado, 17 de agosto de 2013

Rompe la culpa y el miedo

Cuando eres niñ@, algunos no tienen poder de decisión, solo pueden creer en lo que les suelen decir que es lo correcto o una verdad las figuras importantes que los rodean, pero maravillosamente algunos despiertan, y meditan si en verdad esas creencias o verdades consideradas absolutas les gustan o no.


Cuando ya has vivido, conocido y buscado, analizado, puedes decidir salir de ahí y volar, poco a poco aleteando algunos con la culpa incrustada por cada palabra programada en la infancia, por ejemplo si es el caso de una religión en la que no te agrada estar, pero es lo que te enseñaron tus padres, podría un adulto tener el miedo de un Dios castigador, un Dios que mataría a sus propios hijos por no estar en una de miles de religiones que existen y con el rechazo de esa sociedad; hay quienes aún y con ese temor, deciden tomar su camino con o sin la aprobación de los que les enseñaron esas creencias.... 


"hasta que un día vuelas tan alto y miras bien que desde arriba las cosas se miran diferente, que lo que creías que era verdad solo era una idea, una tradición y no una verdad"...

Yo ahora puedo decir que me gusta la libertad, me gusta poco a poco ir matando culpas y miedos, me gusta creer en lo que yo decida, en busca de mi propia programación mental, solo existe este minuto y momentos, instantes en los que te conectas con las personas para aprender y crecer, unos se van, otros se quedan, otros solo son seres que no llegan a ser especiales, solo están ahí, en el momento preciso para enseñarte algo, otros con las heridas que nos causaron intencionalmente o las heridas que nos causamos nosotros mismos con la compañía de esas personas que nos apoyan también a crecer, dar el paso es lo importante, cambiar, reinventarse  y no volver a recorrer ese camino en donde fuimos lastimados...  está en uno decidir a donde ir o si quedarse en el mismo lugar.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...