martes, 10 de diciembre de 2013

Esta bien llorar, esta bien sentir

Cuando hay emociones fuertes por pérdidas de muertes, separaciones, cambios financieros, sean humanos, animales u objetos, hay que vivir un proceso, un duelo, algunos depende de su formación y programación lo viven rápido, otros van mas despacio, otros no lo viven, lo tapan, como si taparas una cafetera sin dejar salir el vapor y entonces explota.. Compramos esas frases hechas por la programación social, nos aconsejan no aprender a hacer frente a nuestras pérdidas, a no hablar de ellas, nos repiten frases que en vez de ayudar si las creemos hunden mas: “Lo pasado, pasado está”. “Tienes que seguir adelante”. “No atormentes a otros con lo que te pasa”. "Tienes que ser fuerte". y es entonces cuando se tragan todas las emociones y el cuerpo explota en una enfermedad, estado de ánimo,  cambios en la conducta,  la típica  “montaña rusa” con sus altibajos emocionales.. Esta bien llorar, esta bien sentir, está bien platicarlo y encontrar alguien que sepa escuchar sin juzgar, tarde o temprano uno terminará por aceptarlo, pero lo habrás sacado y tardarás menos que los que no lo trabajan o lo hablan. No se trata de contarlo a cualquier persona, si tienes alguien que puedas confiar y no te juzgue hazlo, si lo cuentas y te juzgan y solo te atormenta mas el dedo acusador aunque las intenciones sean buenas, calla y escribe, sácalo de otra forma, acude con un profesional. Una pérdida no superada consume gran cantidad de energía porque la mayoría de las veces sólo se tratan los síntomas, mientras el pesar permanece enterrado.

Algunas veces en casos de muerte ni siquiera mencionamos la palabra muerte y así es mas lento asimilarlo, usamos metáforas consoladoras como: 

“Se ha ido”. 
“Ya no está con nosotros”. 
“Está descansando en paz”. 
“Se ha ido a dormir para siempre”. 
“Esta con Dios”. 
“Te cuida desde el cielo”. 
“No te sientas mal, ya no sufre.”

Cuando en realidad quien sufre es el de la pérdida y se le pide que no se sienta mal porque el que se fue o murió ya no sufre, el que importa es el que sufre en vida. Está bien sentir dolor.

No se dice, SE HA MUERTO Y NO VOLVERÁ, es ese algo intangible que te hace sentir cercano a otra persona. Llora, siente la separación, no caigas en negación y entonces vendrá la aceptación.

Mostrar emociones es aceptable. Des-prográmate de las frases mentales que ha formado la sociedad, no temas ser juzgado o criticado por los sentimientos que experimentan. Cuando somos bebes lloramos y reímos sin pensar en el que dirán, después nos programan para no hacerlo en público. Expresar sus sentimientos de tristeza con apertura, ayuda a sanar, inclusive si a los niños los educamos con esa programación, serán personas que puedan desarrollarse positivamente en público, que sepan escuchar a los demás incluso ayudarlos pues aprendieron que no es malo expresar emociones sean cual sean y que el sentir una emoción negativa no nos va a etiquetar como cobardes, malos, débiles, al contrario, nos hará mas fuertes. Lo que se trata de aceptar es la pérdida para poder sanar y no aceptar el dolor como una condición oculta y permanente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y TU QUE OPINAS?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...